Resumen de Una habitación propia de Virginia Woolf

Resumen de Una habitación propia de Virginia Woolf

Una habitación propia es, desde su publicación, uno de los libros fundamentales del feminismo. Está basado en dos conferencias pronunciadas por Virginia Woolf en colleges para mujeres y ampliado luego por la autora. El texto no ha perdido relevancia en su exposición de tópicos característicos del feminismo aún cuando las conferencias fueron dadas hace casi un siglo.

Este artículo acompaña el comentario sobre los personajes del libro.

Resumen

Alerta de spoiler: esta sección revela el argumento del libro.

Se le ha pedido a Virginia Woolf que hable a un grupo de jóvenes académicas sobre el tema de la mujer y la ficción. Su tesis es que una mujer necesita «dinero y una habitación propia si quiere escribir ficción». Ahora ella tratará de mostrar cómo ha llegado a esta conclusión, decidiendo que la única forma en que puede impartir algo de verdad es describiendo su propia experiencia. Así que adopta la voz de una narradora. El nombre de esta narradora carece de importancia, ya que representa a todas las mujeres.

La narradora comienza relatando su día en un colegio de la universidad ficticia de Oxbridge (una combinación de Oxford y Cambridge). Intentando componer su conferencia, se le ocurre un pensamiento importante y se precipita por uno de los céspedes del college, pero la detiene un cuidador, que le dice que el césped está reservado para los miembros del College, que son todos varones. Se le cierran de la misma manera otras zonas antes de acudir a un almuerzo, donde se siente inspirada por la brillante conversación de los hombres y mujeres allí presentes. Más tarde, come en el ficticio colegio femenino Fernham. La cena aquí es muy diferente, la comida sencilla y la conversación chismosa y sin interés. Reflexionando sobre su día, la narradora se da cuenta de que a las mujeres se les ha cerrado el acceso a la educación y al legado financiero e intelectual al que siempre han tenido acceso los hombres.

Al día siguiente, la narradora va a la Biblioteca Británica y descubre que es una institución masculina hasta la médula. Hay estanterías con escritos de hombres sobre mujeres, pero ella detecta ira a la vez que curiosidad en la erudición de los hombres. Teoriza que las mujeres han sido un espejo en el que los hombres siempre se han visto agrandados y fortalecidos, y que los hombres han utilizado su literatura y erudición para afirmar la inferioridad de las mujeres sobre todo para proteger su propia superioridad.

Al repasar el legado de las escritoras, la narradora descubre que apenas hay información sobre la vida de la mujer media, lo que hacía, lo que le gustaba, etcétera. Así que inventa la historia de la hermana de William Shakespeare, Judith Shakespeare, una mujer con potencial de genio, pero que nunca es capaz de escribir una palabra y acaba suicidándose debido a la forma en que la sociedad está estructurada en contra de las mujeres.

Pero ahora, afirma la narradora, es posible que las mujeres escriban. Virginia Woolf enumera la historia de las escritoras y sus influencias mutuas. Con cada generación, las mujeres deberían estar más cerca de poder escribir la poesía «incandescente» que pudo lograr Shakespeare. Pero la biblioteca de la literatura producida por mujeres hasta ahora está plagada de escritos amargos y retorcidos, historias incapaces de elevarse por encima de la pobreza y las limitaciones impuestas a su sexo, y fluir libremente.

Una vez proporcionada esta historia, Woolf se despoja de su personaje y se plantea cómo concluir su conferencia con un inspirador llamado a la acción. Encarga a las mujeres de los colegios Newnham y Girton —su público— que creen un legado para sus hijas. Cree que la ficción es para el bien común, no sólo para el bien individual, que hay algo universal y poderoso y bueno en ella, y por eso les encarga que escriban vorazmente. Ella evoca la imagen de Judith Shakespeare yaciendo muerta, enterrada bajo las calles de un barrio pobre de Londres, pero dice que no todo está perdido para este trágico personaje. Puesto que los poetas nunca mueren realmente, sino que otros los reinterpretan y les dan vida, las mujeres de su audiencia tienen la oportunidad de dar vida a Judith y crear la historia que Judith nunca tuvo.

Contexto histórico

Las conferencias fueron concebidas por Woolf alrededor de la época en que la ley cambió finalmente en Gran Bretaña para permitir el voto a las mujeres. Este monumental acontecimiento se produjo tras años de lucha y progreso gradual en los que Virginia se vio muy influida como mujer y como escritora.

Datos claves

Título original: A Room of One’s Own
Cuándo se escribió: 1928
Dónde se escribió: Cambridge, Inglaterra
Cuándo se publicó: 24 de octubre de 1929
Periodo literario: Modernismo, Feminismo
Género: Feminismo, Ensayo
Ambientación: El narrador describe un día particular en la universidad ficticia de Oxbridge, inspirado en los cuadriláteros y los céspedes intransitables de Oxford y Cambridge.
Punto de vista: Woolf se dirige al público como ella misma, pero también asume a veces la primera persona del narrador para describir los acontecimientos de los días previos a la conferencia.

 

Portadas de Una habitación propia

  • Una habitación propia por Virginia Woolf ha sido publicado por Rosetta Edu en una nueva traducción al español en tapa blanda, tapa dura y ebook así como en una versión bilingüe, igualmente en tapa blanda y ebook.