Resumen de El hombre invisible de H.G. Wells

Resumen de El hombre invisible de H.G. Wells

El hombre invisible de H.G. Wells es una novela clásica de ciencia ficción que sigue la historia del Dr. Griffin, un brillante científico que descubre una forma de hacerse invisible. Mientras Griffin experimenta con su nuevo poder, sucumbe a la locura y utiliza su invisibilidad con fines siniestros.

Resumen

Alerta de spoiler: esta sección revela el argumento del libro.

Un extraño hombre (más tarde presentado como Griffin) llega a Iping y se aloja en la posada Coach and Horses. Está completamente envuelto en ropa, que no se quita ni siquiera después de que Mrs. Hall, que regenta la posada, encienda un fuego para él. Mrs. Hall se da cuenta de que Griffin también tiene la cara vendada. Griffin es grosero con ella y le pregunta impaciente cuándo podrá recoger su equipaje en la estación de tren. Ese mismo día, Griffin le explica que es un «investigador experimental» y que necesita su equipo.

Al día siguiente, el transportista Fearenside trae el equipaje de Griffin, que está lleno de equipo científico, cuadernos escritos a mano y cajas de líquidos, algunos de los cuales están etiquetados como Veneno. Más tarde, ese mismo día, Mrs. Hall oye el ruido de botellas que se rompen, y cuando le pregunta a Griffin sobre esto, él le dice que no le moleste, diciendo que puede añadir cargos extra a su factura. Griffin permanece en la posada durante varios meses. No acude a la iglesia ni se comunica con nadie fuera del pueblo, y sólo sale por la noche. Los aldeanos cotillean e inventan diferentes teorías sobre él. El médico local, Cuss, visita a Griffin en la posada y se sorprende al ver que su manga está completamente vacía donde debería haber un brazo, pero aún así consigue pellizcar la nariz de Cuss.

El lunes de Pentecostés, el Reverendo Bunting y Mrs. Bunting se despiertan con el ruido de un robo en la vicaría. Intentan atrapar al ladrón, pero no ven a nadie. Esa misma mañana, Mr. Hall y Mrs. Hall se dan cuenta de que la puerta de la habitación de Griffin está abierta y su cama vacía. Llaman a Sandy Wadgers, el herrero, para que cambie las cerraduras y así poder dejar fuera a Griffin, pero mientras discuten esto Griffin sale de su habitación (aunque antes parecía vacía) y va al salón, que ha estado utilizando como estudio personal. Se encierra y se le oye gritar y romper cosas. Más tarde, Mrs. Hall pregunta a Griffin por qué no ha pagado su cuenta; cuando él le ofrece dinero, ella sospecha, ya que días antes había dicho que no tenía nada.

Cuando los aldeanos le hacen frente en la posada, Griffin se quita las vendas y deja al descubierto una «cavidad negra», su rostro invisible. Al conocer la verdad sobre Griffin, los aldeanos huyen despavoridos. El alguacil local, Bobby Jaffers, intenta detener a Griffin por robar en la vicaría, pero fracasa y Griffin escapa.

Fuera de Iping, Griffin busca la ayuda de un «vagabundo» local, Thomas Marvel. Al principio Marvel cree que está alucinando cuando oye una voz incorpórea que le habla, pero Griffin le demuestra que es real e invisible lanzándole piedras. Asombrado, Marvel acepta ayudar a Griffin y regresa al Coach and Horses, donde se apodera de algunas de las pertenencias de Griffin de su habitación, incluidos sus cuadernos. El Dr. Cuss y el Reverendo Bunting habían ojeado los cuadernos mientras Griffin estaba fuera, pero no pudieron entender su contenido. Mr. Huxter intenta atrapar a Marvel pero fracasa. Griffin rompe las ventanas de la posada y corta el cable telegráfico del pueblo antes de huir. Todos en Iping están demasiado asustados para salir de sus casas durante dos horas.

Marvel intenta abandonar su papel de ayudante de Griffin, pero éste le amenaza con matarle si le traiciona. Al día siguiente, Marvel y Griffin llegan a la ciudad de Port Stowe, y Marvel entabla conversación con un marinero local. El marinero le cuenta los rumores sobre el Hombre Invisible y le enseña un artículo de periódico sobre los sucesos de Iping. Marvel presume de conocer al Hombre Invisible por «fuentes privadas», pero después de que Griffin le hiera se retracta y le dice al marinero que toda la historia es un engaño.

La narración se traslada a un hombre llamado Dr. Kemp, sentado en su despacho con vistas a la ciudad de Port Burdock. Está consternado por los cotilleos locales sobre el Hombre Invisible y los «tontos» que creen que la historia es real. Cerca de allí, Marvel irrumpe en el pub Jolly Cricketers, explicando aterrorizado que necesita ayuda porque el Hombre Invisible le persigue. Griffin entra también en el bar y se produce una refriega. Uno de los hombres del pub dispara al aire, intentando golpear a Griffin.

Suena el timbre de la puerta del Dr. Kemp, pero su criada le dice que no había nadie cuando contestó. Kemp encuentra sangre en el pomo de la puerta de su habitación y en el suelo. En su dormitorio, Griffin habla con Kemp, y al principio éste se niega a creer que realmente esté allí. Griffin se presenta y le recuerda que estudiaron juntos en la Universidad de Londres. Kemp acaba creyendo a Griffin y le da comida y whisky. Permite que Griffin duerma en su habitación, y cuando se va a dormir se preocupa de que Griffin pueda estar loco y ser un «homicida».

Al día siguiente, Griffin le cuenta a Kemp que años antes, mientras investigaba la luz y la óptica, descubrió una forma de hacer invisible el tejido vivo. Se guardó sus descubrimientos para sí, preocupado de que alguien se los robara. Después de pasar tres años investigando la invisibilidad, Griffin se dio cuenta de que necesitaría dinero para llevar a cabo el experimento. Robó a su padre dinero que en realidad no le pertenecía, lo que llevó a su padre a pegarse un tiro. Griffin admite que no sentía culpa ni compasión por su padre.

Griffin dice que primero probó su experimento de invisibilidad en un trozo de tela y luego en el gato de su vecino. Los maullidos de dolor del gato despertaron a su casero, que empezó a sospechar de las actividades de Griffin. Griffin realizó entonces el experimento consigo mismo y consiguió hacerse invisible. Consciente de las sospechas de su casero, prendió fuego a su apartamento y huyó. En el mundo exterior, a Griffin le resultó más difícil de lo que pensaba ser invisible. Chocaba a menudo con la gente, se moría de frío porque no podía llevar ropa sin ser visto y no podía comer, ya que la comida aparecía en su estómago antes de estar completamente digerida. Robó en dos tiendas distintas, pero cada vez estuvo a punto de ser descubierto. Finalmente consiguió robar ropa y otros objetos para disfrazarse, envolviéndose para ocultar su invisibilidad al mundo. Finalmente viajó a Iping, con la esperanza de continuar allí su investigación científica.

Griffin le dice a Kemp que planea imponer un «Reinado del Terror», matando a la gente según le parezca, para instituir «la Época del Hombre Invisible». Espera que Kemp colabore con él, pero Kemp le advierte de que está eligiendo el camino equivocado. El Coronel Adye llega entonces a casa de Kemp y, al oírlo, Griffin grita «¡Traidor!» y huye. Adye y Kemp advierten a todos los habitantes de la zona de los planes de Griffin, y comienza una persecución. Mr. Wicksteed, mayordomo de Lord Burdock, aparece asesinado en los terrenos de la casa de Lord Burdock. Nadie sabe exactamente lo que ha ocurrido, pero todos coinciden en que Griffin es el responsable.

Griffin ataca a Kemp y Adye en la casa de Kemp, disparando a Adye con su propia pistola. Kemp huye, pidiendo ayuda a su vecino, Mr. Heelas, que se niega. Kemp corre hacia la ciudad perseguido por Griffin. Una turba de gente se abalanza sobre Griffin, y aunque Kemp les ruega que tengan piedad, Griffin es golpeado hasta la muerte. Su cuerpo vuelve a ser visible mientras muere.

En el epílogo, el narrador explica que, tras la muerte de Griffin, Marvel utilizó el dinero que le robó para convertirse en terrateniente. Ahora es un hombre respetado en la zona que tiene «reputación de sabio». A veces, Marvel comparte sus historias sobre el Hombre Invisible con los transeúntes. Sin embargo, nunca revela que se quedó con los cuadernos de Griffin, que guarda en secreto y cuyo contenido no comprende.

Contexto histórico

Durante la Ilustración, en el siglo XVIII, florecieron los avances científicos, que cambiaron la actitud de la gente hacia la religión y sentaron las bases para el comienzo de una nueva era secular. Las ideas sobre Dios, el universo y la humanidad cambiaron a gran velocidad. En el siglo XIX, acontecimientos importantes en la historia de la ciencia como la publicación de El origen de las especies (1859) de Charles Darwin, que introdujo la teoría de la evolución de Darwin, aceleraron este movimiento hacia el secularismo. Además de la evolución científica, El hombre invisible también está relacionado, de forma menos evidente, con el autoritarismo político, y especialmente con los orígenes del fascismo. A principios del siglo XX, varios movimientos fascistas alcanzaron prominencia y poder, con el objetivo de dar autoridad absoluta a un subgrupo de personas consideradas superiores por medios violentos. Esta ideología se refleja en el plan de Griffin de llevar a cabo un «Reinado del Terror» para instaurar «la Época del Hombre Invisible».

Datos claves

Título original: The Invisible Man: A Grotesque Romance
Título completo: El hombre invisible
Cuándo se escribió: 1897
Dónde se escribió: Worcester Park, Suroeste de Londres, Inglaterra
Cuándo se publicó: 1897
Periodo literario: Finales de la Era Victoriana
Género: Ciencia ficción, horror
Ambientación: Iping y Port Burdock, Sussex, Inglaterra
Clímax: La lucha final entre Griffin, el Coronel Adye y el Dr. Kemp, que acaba con Griffin apaleado hasta la muerte por una turba
Antagonista: Griffin (El hombre invisible)
Punto de vista: Narrador limitado en tercera persona

 

Portadas de El hombre invisible

  • El hombre invisible por H.G. Wells ha sido publicado por Rosetta Edu en una nueva traducción al español en tapa blanda y ebook así como en una versión bilingüe, igualmente en tapa blanda y ebook.