Personajes de La máquina del tiempo de H.G. Wells

Personajes de La máquina del tiempo de H.G. Wells

Descripción de cada uno de los personajes del libro La máquina del tiempo de H.G. Wells.

Este artículo acompaña el resumen del libro.

Alerta de spoiler: este artículo revela partes del argumento del libro.

Personajes principales

El Viajero del Tiempo

Aunque no es el narrador de La máquina del tiempo, el Viajero del Tiempo es el protagonista del libro. Es un eminente pero excéntrico científico británico, y su particular interés por los viajes en el tiempo le lleva a construir una máquina que le transporta a sí mismo al futuro. Gran parte del carácter del Viajero del Tiempo se revela a través de sus observaciones y narraciones; por ejemplo, el hecho de que valore la inteligencia por encima de cualquier otro rasgo humano queda claro como resultado de su obsesiva decepción por el hecho de que los humanos del futuro sean estúpidos y poco curiosos. El Viajero en el Tiempo piensa como un científico, siempre formando hipótesis sobre el mundo y ajustándolas basándose en sus observaciones, incluso si no le gusta lo que estas observaciones sugieren sobre la humanidad. La otra característica notable del Viajero en el Tiempo es que, aunque pertenece a la élite británica (como demuestra la compañía que mantiene en las cenas), no se siente a gusto con ella. Las demás élites le consideran demasiado inteligente y, por ello, sospechoso.

El narrador

El narrador de La máquina del tiempo está prácticamente ausente del libro. Es uno de los compañeros de cena del Viajero del Tiempo, lo que sugiere que también pertenece a la élite británica, pero no se menciona su profesión y no aparece en ninguna de las historias del Viajero del Tiempo sobre el futuro, que constituyen la mayor parte del libro. El narrador destaca, sin embargo, por mostrarse menos escéptico que los demás comensales ante la historia del Viajero del Tiempo. Sin embargo, el narrador no parece ser capaz de asimilar plenamente las lecciones de la historia del Viajero del Tiempo, a pesar de que cree que sucedió. El narrador, incapaz de superar su deseo de que los humanos del futuro hayan mejorado las condiciones del presente, prefiere vivir con la suposición de que los humanos del futuro tendrán una vida mejor que la suya. Esto le hace incapaz de luchar por cambiar las condiciones sociales victorianas que dieron lugar a los Eloi y los Morlocks en primer lugar, lo que convierte al narrador en un vehículo bastante ineficaz para la historia del Viajero en el Tiempo.

Los Eloi

Los Eloi son criaturas parecidas a los humanos, pequeñas, poco inteligentes, poco curiosas, débiles y, lo que es más importante, benévolas y felices. Son los descendientes evolutivos de la élite británica, que explotó a los pobres británicos durante tanto tiempo que éstos evolucionaron hasta convertirse en una raza de humanoides llamada los Morlocks. Aunque los siglos de explotación de los Morlocks complican la imagen de los Eloi como esencialmente buenos, son una especie caracterizada por la bondad, y el Viajero del Tiempo se vuelve afectuoso con ellos en sus viajes. Los Eloi no se enfrentan a ninguna adversidad en sus vidas, salvo la de ser criados como alimento por los Morlocks, que salen a la superficie de la tierra por la noche y se comen a los Eloi vulnerables.

Los Morlocks

Los pobres británicos trabajaron en la oscuridad durante tanto tiempo que evolucionaron hasta convertirse en una raza subterránea de humanos que ya no podían ver a la luz del día. Mientras que antes se alimentaban de animales que encontraban bajo tierra, como las ratas, esta fuente de alimento se agotó y los Morlocks se convirtieron en caníbales, alimentándose de sus primos evolutivos, los Eloi. Mientras que los Eloi no se enfrentaron a la adversidad durante siglos, perdiendo así su fuerza e inteligencia, los Morlocks (como resultado de sus duras condiciones) conservaron capacidades mucho mayores. Los Morlocks son vistos por el Viajero del Tiempo como una especie maligna, y sus cuerpos pegajosos y pálidos y sus enormes ojos contribuyen sin duda a su aura amenazadora, pero es importante señalar que los Morlocks se aprovechan de los Eloi por necesidad. No tienen otro alimento y han sido explotados por los Eloi durante siglos, lo que hace que su posición moral sea compleja. No obstante, los Morlocks son los antagonistas de La máquina del tiempo, y parte del pesimismo del libro es su conclusión de que los Morlocks van camino de gobernar la Tierra.

Weena

Weena es una mujer Eloi a la que el Viajero del Tiempo salva de morir ahogada. Aunque no espera gratitud ni reconocimiento a cambio de su valentía, Weena sorprende y encanta al Viajero del Tiempo siguiéndole a todas partes a partir de entonces y adornándole constantemente con flores en señal de gratitud y afecto. El Viajero en el Tiempo aprende cosas importantes de Weena (entre ellas, que el miedo es, después de todo, un sentimiento omnipresente entre los Eloi), y es a través de su compañía como empieza a sentir que este extraño futuro es su hogar. Sin embargo, no sabe hasta qué punto es humana: no es especialmente inteligente, pero, como dice el Viajero del Tiempo, «siempre me ha parecido más humana de lo que era, quizá porque su afecto era muy humano». Así, Weena es un ser definido por la bondad, y su muerte en un incendio forestal que el Viajero del Tiempo provocó inadvertidamente es una tragedia.

 

Portadas de La máquina del tiempo

  • La máquina del tiempo por H. G. Wells ha sido publicado por Rosetta Edu en una nueva traducción al español en tapa blanda y ebook así como en una versión bilingüe, igualmente en tapa blanda y ebook.