Personajes de El Príncipe Feliz de Oscar Wilde

Personajes de El Príncipe Feliz de Oscar Wilde

Descripción de los personajes de «El Príncipe Feliz» de Oscar Wilde  —parte del libro de historias cortas El Príncipe Feliz y otros cuentos.

Este artículo acompaña el resumen de la historia.

Alerta de spoiler: este artículo revela partes del argumento del libro.

Personajes principales

El Príncipe Feliz

El Príncipe Feliz es a la vez el protagonista de esta historia y su homónimo. El Príncipe Feliz, un príncipe protegido que llevaba una vida de placer, fue convertido a su muerte en una estatua dorada y colocado sobre un pedestal con vistas a su ciudad. El Príncipe es descrito como extremadamente bello, con piel dorada, zafiros en los ojos y un rubí en la empuñadura de su espada. Aunque su belleza exterior impresiona a todos los que le rodean, él considera que esa belleza es sólo superficial; su verdadero valor reside en su compasión por la gente de su pueblo y su voluntad de sacrificarse por ellos. El Príncipe Feliz sufre, sin embargo, debido a su compasión por toda la miseria que puede ver desde su elevada posición. La «felicidad» de este nombre es por tanto irónica, ya que el Príncipe describe haber experimentado sólo una falsa felicidad en su anterior vida de placer, cuando ignoraba la verdadera miseria que le rodeaba. El Príncipe es, en definitiva, una figura semejante a Cristo, que vela por la humanidad y sacrifica su vida para aliviar su dolor. Las descripciones del Príncipe aluden también a las concepciones clásicas de la sabiduría y la tutoría. La figura del Príncipe, con su elocuente retórica y su afinidad por un comportamiento moralmente íntegro, representa los ideales clásicos griegos y romanos; en particular, la relación que entabla con el joven Golondrina alude a las relaciones clásicas entre mentor y discípulo.

Golondrina

El otro protagonista es Golondrina, es un ave que se dirige a Egipto para pasar el invierno. Su viaje se retrasa al principio debido a su pasión temporal por una carrizo, presagio de la importancia temática del amor en esta historia. Aunque quiere reunirse con sus compañeros en la soleada tierra de Egipto, empieza a amar al Príncipe Feliz y se queda en el pueblo para ayudarle a entregar joyas y oro a los habitantes necesitados. Aunque no es tan desinteresado como el Príncipe Feliz —enfatiza repetidamente su deseo de marcharse y disfrutar de todas las cosas bellas del extranjero—, Golondrina llega a amar al Príncipe y a comprender el valor de hacer el bien. En la relación mentor/alumno que se establece entre ambos, Golondrina desempeña el papel de un alumno más joven al que hay que encauzar por el buen camino: al principio, expresa su inquietud por retrasar su propio placer por los demás, hablando en el contexto de los típicos ideales victorianos que Wilde critica a lo largo de la historia. Sin embargo, su amor por el Príncipe le ayuda a crecer y demuestra que el comportamiento moral puede aprenderse. Al final, Golondrina hace el último sacrificio por amor: como el Príncipe se queda ciego después de regalar sus ojos de zafiro, Golondrina decide quedarse a su lado para siempre, aunque sabe que permanecer durante el invierno significará una muerte segura. Este sacrificio le proporciona un lugar en el Paraíso para toda la eternidad, reforzando la moraleja de la historia de que cualquiera puede cambiar y elegir hacer el bien en lugar de actuar egoístamente.

El pájaro carrizo

Aunque su aparición en la historia es relativamente breve, ella sigue desempeñando un papel importante. Al principio, Golondrina se enamora de ella por su esbeltez y belleza y retrasa su migración a un territorio más cálido para esperarla. Sin embargo, todos sus amigos la desaprueban por su pobreza y por tener tantas relaciones. Ella decide no viajar con Golondrina, lo que pone fin a su relación y aleja a Golondrina al pueblo donde conoce al Príncipe Feliz. Aunque breve, este romance prepara el terreno para el amor romántico entre Golondrina y el Príncipe. El malogrado amor entre la carrizo y Golondrina también introduce el tema de juzgar falsamente por las apariencias y la negatividad de los chismes y los juicios entre iguales.

La pequeña vendedora de fósforos

Una joven vende cerillas en una esquina y su padre la golpea si no regresa con suficiente dinero. Tras dejar caer sus cerillas, parece encontrarse en una situación trágica hasta que el Príncipe Feliz sacrifica su otro ojo de zafiro para ayudarla. Aunque ella desempeña un papel relativamente pequeño en la historia, el narrador destaca su juventud e inocencia en contraste con los adultos malvados y negligentes que habitan el pueblo.

Dios

Dios aparece en las últimas líneas de la historia para rescatar el cuerpo de Golondrina y el corazón de plomo del Príncipe Feliz y prometerles la eternidad en el Paraíso por sus sacrificios. Aunque su mención es breve, Dios consolida tanto el tema del cristianismo como demuestra explícitamente que la narración toma partido por la compasión frente a la corrupción y por el sacrificio frente a la codicia.

Personajes secundarios

La mujer pobre

Una costurera cose flores de la pasión en un vestido de satén para una de las damas de honor de la Reina. Demasiado pobre para comprar una naranja para su hijo enfermo, esta mujer inspira al Príncipe Feliz a regalar el rubí de la empuñadura de su espada.

El dramaturgo

Un joven escribe obras de teatro en su buhardilla. Lucha contra el frío y el hambre hasta que el Príncipe Feliz cede uno de sus ojos de zafiro para ayudarle.

El Alcalde

Aunque sólo aparece al final de la historia, la actitud narcisista del alcalde personifica los problemas del poder. Quiere que el Príncipe Feliz sea fundido y moldeado a su imagen y semejanza, y quiere promulgar un bando prohibiendo que los pájaros mueran en público.

Los concejales

A menudo discutidos en su conjunto, los concejales representan la corrupción más profunda de esta ciudad. Obsesionados con su reputación, ignoran todo lo que no les parece bello o beneficioso para su autopromoción.

 

Portadas de El Príncipe Feliz y otros cuentos

  • «El Príncipe Feliz» ha sido publicado en el libro El Príncipe Feliz y otros cuentos de Oscar Wilde por Rosetta Edu en una nueva traducción al español en tapa blanda y ebook así como en una versión bilingüe, igualmente en tapa blanda y ebook.